En las Relaciones, mandadas hacer por su majestad en el año 1579, se precisa, que la Villa de la Alameda tiene una iglesia nuevamente reedificada, de una sola nave, muy alegre y vistosa, bajo la advocación de Santa Catalina Virgen y Mártir, con buenos ornamentos, al ser anexa de la parroquial de San Pedro de Barajas, Arciprestazgo de Madrid y Arzobispado de Toledo.

 Tiene un ingente crucifijo de gran devoción en la comarca, de dos metros y medio de alto, clavado en cruz y pesa 8 kilos. La imagen fue traída por un vecino de las Indias y siendo recibida en Madrid con una gran solemnidad del clero, de cruces y pendones nobiliarios, y a ello asistieron gran multitud de gentes.

 Se refiere que el 1 de Mayo de 1773 hubo una enorme sequía, a lo que la imagen fue llevada a Ntra. Sra. de Atocha de Madrid, donde tras devoto novenario vino a caer gran cantidad de agua, remediando los panes y los trigos que mejoraron mucho.

 Se conmemoraban en aqueste lugar de las Alamedas a los Santos Sebastián y Roque, que poseen pequeñas ermitas; dichos santos abogan contra la peste que hubo aquestos años.

 Igualmente se guarda la fiesta de San Pantaleón , intecesor contra el escarabajo que destruía los viñedos. (Los viejos gustaron uvas por ende C/ Rioja y Club Brezo).

 En el camino de la corte, de Toledo a Zaragoza, había junto a un mesón otra ermita de cal y canto al nombre de San Cristóbal, muy visitada por peregrinos y caminantes.

 A un tiro de arcabuz hay un viejo monasterio de monjas de Santo Domingo el Real de Madrid. (Fue expropiado por la Desamortización, hoy Colegio de Osuna). Dicho Monasterio tenía muchas huertas, fincas y heredades y lo habitaba un Mayordomo con el cargo de cobrar las rentas.

 Mas tarde los duques de Osuna patrocinan la iglesia y crean la Villa de Osuna. Proponen el Cura Regidor de la Iglesia, se añaden las imágenes de la Soledad y San Francisco de Asís. Conciben el oratorio franciscano dentro del palacio. Entre cipreses hay fosas con losas. Los duques esperaban que los frailes de dura disciplina y oración, paliaran las maldades que ellos pudieran cometer.

 La pequeña ermita del parque, cubierta de musgo, rodeada de cipreses, junto a la alberca, con fuente que mana, con un pedestal de asiento para los frailes, lugar de mayor soledad, con una estatua de ermitaño sentado, envuelto con duro sayal, ceñido de cuerda y rosario en mano, libro abierto, figura impresionante y casi viviente, evocaba al beato Arsenio, que durante 26 años residió en el lugar intercediendo a Dios por las liviandades de los señores duques.

 La casa de Osuna introdujo la hermandad del Santo Niño Jesús, devoción muy celebrada en todas las posesiones del Duquesado, así pueblo de Osuna (Sevilla).

 La iglesia antes de la Desamortización tenía la huerta de Nuestra Señora de la Concepción.

 Un fuego en 1782 y la Posición Jaca que en 1936 utilizóla como almacén destruyeron archivos y mucho de ayer.

En la actualidad ha sido remodelada bajo proyecto de Jaime Luque. La reforma se acabó en Noviembre de  1.996.


 

AVISOS

Powered by JoomlaGadgets

500715
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
166
227
2775
397860
6435
13188
500715